Thursday, July 27, 2006

La vida I


La acumulación de conocimientos sobre la forma en que opera el mundo físico, sólo lleva a la convicción de que esta conducta carece de sentido.
R. Feynman


LA VIDA
Puede parecer extraño, pero no existe una definición sobre la vida, por cada explicación que se da, siempre se puede conseguir algo que se salga de esa definición. Esto representa un grave problema ya que estamos a punto de comenzar a explorar otros planetas en busca de vida y es muy probable que no podamos reconocerla.
Podemos hablar de ciertas características que tiene la vida en la tierra, y que pensamos podria ser extensible a la vida en otros mundos; la vida intercambia energia con su medio (si decimos lo anterior ya no estamos tomando como vida a los virus) Se reproduce con copias mas o menos similares, y sufre el proceso de la evolucion para copar los ecosistemas. Estas características son discutibles, pero de cualquier manera que caractericemos la vida, siempre sera discutible.
La vida en la tierra es a veces tan extraña que nos deja perplejos su variedad y sin embargo todas comparten muchos rasgos en común tales como que toda la vida en la tierra se basa en una sola molécula trasmisora de la información para crearla, eso evidentemente es una mera casualidad. Sabemos que tuvo que existir una competencia entre moléculas prebióticas, no sabemos los detalles pero, el ADN no fue la única molécula auto replicante que existió, actualmente los químicos han creado moléculas que podrían trasportar información tal como el ADN y, por lo tanto en la tierra primitiva existieron cientos o quizás miles de este tipo de moléculas y por alguna razón inescrutable, la evolución eligió el ADN, pero en otros mundos es probable que la base de la vida sea alguna otra molécula que cumpla el papel del ADN.
O puede ser que ninguna, en libro solaris de Lem, existe solo una sopa que no se puede decir que se reproduzca, ni que sufra de evolucion, pero a pesar de todo es conciente y puede manipular su medio ambiente.
Esto es solo una de las maneras como se podria ser la vida en otros lugares.
El ADN es la única molécula que sobrevivió y es la misma que crea a los virus, los insectos, los peces y a nosotros mismo. Somos variaciones de un mismo tema y muchas de las criaturas que habitan en este planeta son tan extrañas que parecen venidas de otro planeta.
Durante muchos años se especuló sobre cómo apareció la vida en la tierra. Las explicaciones sobrenaturales fueron muy comunes, especialmente aquellas que involucraban a una deidad, por ejemplo hasta 1668; en ese año Francesco Redi puso en duda la teoría de la generación espontánea- Las dos teorías sobre el origen de la vida eran: la creación divina, de la tradición judeo-cristiana como la más difundida y, la teoría de la generación espontánea formulada por los griegos. Redi puso en duda esta afirmación y realizó una serie de experimentos para comprobar la validez de sus sospechas y resultó que tenía razón; sin embargo, los teólogos pusieron en duda sus hallazgos debido a que decían que al hervir el caldo también destruían el principio vital. Esto es una noción según la cual Dios ha insuflado una clase de sustancia que poseen todos los seres vivos, pero al parecer la sustancia que hizo era de una calidad pésima, ya que era destruida por el calor, por ello muchos no tomaron en cuenta sus experimentos.
Pero por esa misma época Antón van Leeuwenhoek hizo el primer microscopio y, vio por primera vez los pequeños seres vivientes que habitaban en una gota de agua. Lo que vio fue a los organismos llamados protozoarios, lo cual significa primeros animales, esos daban cuenta de donde venían muchos de los organismo que aparecían supuestamente espontáneamente en los caldos de cultivos, pero los partidarios de la generación espontánea se mantuvieron en sus treces, buscando diferentes explicaciones según la cual se perdía ese elusivo principio vital, su principal objeción era que el calor destruía ese principio vital no importaba cuan ingeniosos fueran, las posteriores verificaciones del experimento original.
La situación se mantuvo casi sin cambio, hasta que Louis Pasteur realizo su famoso experimento, en el cual mantuvo carne sin podrir, en una redoma con un tubo largo doblado en forma de “ese”, de esta manera el aire podía entrar y salir de la redoma pero las bacterias se quedarían en el fondo de la “ese”. De esta manera la teoría del principio vital casi desapareció, aunque no del todo, la mayoría de los fundamentalistas religiosos seguían insistiendo en que un ser sobrenatural había creado la vida de alguna manera. Casi todos los científicos que se dedicaban a ese campo se dieron por vencidos.
Sin embargo en 1908 el químico Svante Arrhenius publicó un libro titulado Mundos en Formación, en él considera que la vida es un fenómeno común en el universo. También afirmaba que la vida podía ser contagiosa, esto es que algunas bacterias podían viajar en el espacio por siglos y de esta forma llegar a un mundo en el cual estas se podrían desarrollar, de esa manera se pudo desarrollar la vida en la tierra. Naturalmente, esa teoría dejaba aún el problema de cómo se originó la vida. Desde ese momento se comenzó a pensar en serio en el origen de la vida en la tierra, una discusión que cien años después aún continua. En 1857 Wallace y Darwin publicaron su famoso artículo en cual se trataba de explicar el origen de las especies no por medios divinos, sino por factores naturales tales como la presión demográfica, la escasez de alimentos, el aislamiento de poblaciones y otros, sin embargo en su libro, el cual fue publicado un año después.

1 Comments:

Blogger ddumping said...

This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.
»

7:03 PM  

Post a Comment

<< Home